Comunicación interna, herramienta clave para el éxito de las empresas

La comunicación interna es uno de los pilares básicos sobre los que se sostiene el éxito de una compañía. Aun así, son muchas las empresas que descuidan la comunicación con sus trabajadores, lo que repercute de manera significativa en la comunicación que, posteriormente, proyectará la compañía a su público objetivo externo.

Sin comunicación interna es imposible que todos los miembros de una organización vayan en la misma dirección. Y si esto falla, es probable que también lo haga la comunicación externa: no se puede comunicar correctamente aquello que se desconoce.

De esta manera, entendemos la comunicación interna como una herramienta estratégica clave que da respuesta a las necesidades de los trabajadores y potencia su sentimiento de pertenencia, haciéndoles sentir parte activa de la compañía. Para ello, es imprescindible que sea coherente y esté bien canalizada, en línea con la estrategia global.

 

¿Qué beneficios aporta la comunicación interna?

La comunicación interna ayuda a cohesionar los equipos, optimizar sus recursos y alinear a toda la organización en la consecución de los objetivos estratégicos. Asimismo, sirve para mejorar las relaciones entre los distintos grupos de trabajo y mejorar su eficiencia. Algunos de sus beneficios:

  • Mejora el clima laboral: la comunicación y la transparencia a todos los niveles de la compañía son factores principales para generar un buen clima laboral y facilitar el trabajo en equipo.
  • Motivación del empleado: el trabajador es el protagonista. Hay que darle a conocer la empresa, ser transparente y ofrecerle todos los canales con los que puede hacerse oír e influir en la toma de decisiones.
  • Gestión del cambio: a través de la comunicación interna los cambios se resuelven de manera eficaz y eficiente. El diálogo y la formación interna son claves para conseguir la participación y el apoyo de todo el equipo.
  • Gestión del talento: las acciones de comunicación interna ayudan a identificar y aprovechar al máximo el potencial de los colaboradores desde programas de promoción interna, planes de carrera de crecimiento personal y profesional…
  • Liderazgo: mediante la estrategia de comunicación interna se construye y desarrolla la confianza que los líderes necesitan de sus equipos para dirigir y tomar decisiones.

 

Plan de comunicación interna, la hoja de ruta de los trabajadores

De la misma manera que el plan de comunicación externa es un elemento imprescindible para conocer el cómo, cuándo y de qué manera una empresa se va a relacionar con su público externo; el plan de comunicación interna se establece como una hoja de ruta para que los trabajadores estén informados del desarrollo y objetivos de la compañía y, así, puedan formar parte de su consecución.

Dos aspectos imprescindibles en cualquier plan de comunicación, independientemente del tipo de organización que lo ponga en marcha:

  • Proyección de la cultura corporativa: teniendo en cuenta el discurso corporativo, es necesario desarrollar una estrategia de comunicación interna que incluya los contenidos, los mensajes clave de la compañía y las herramientas necesarias para integrarlos en la organización.
  • Implicación del equipo humano: desde acciones que motiven a los empleados, para que se sientan parte activa de la compañía y se conviertan en los mejores embajadores de la marca.

 

Canales de comunicación interna

Una vez establecidos los objetivos y la estrategia de comunicación interna, es imprescindible contar con canales que hagan posible su desarrollo y permitan a la empresa estar en contacto e interactuar con sus trabajadores. Algunos canales de comunicación interna:

  • Intranet: herramienta digital que actúa como una red social interna – similar a Facebook – en la que todos los usuarios pueden crear y compartir contenido. Desde este canal los trabajadores pueden conocerse con más profundidad, compartir intereses, dudas, abrir foros de debate…
  • Buzón de quejas y sugerencias: en formato digital o físico, debe ser activo y contar un/a responsable que se encargue de revisar y hacer efectivas las quejas de los trabajadores.
  • Revista interna y/o newsletter: uno de los canales de comunicación interna con mayor éxito. Con una periodicidad establecida, la revista sirve a los trabajadores para estar informados de las novedades, comunicar las diferentes acciones en las que están involucrados e, incluso, contar con su participación para diferentes secciones.

Unos canales que hay que tener en cuenta sin descuidar, por supuesto, las comunicaciones personales entre los responsables y sus equipos.

 

En definitiva, una buena gestión de la comunicación interna es necesaria para motivar e implicar al trabajador en el día a día de la compañía, potenciar su sentimiento de pertenencia y mejorar el clima de trabajo. Aspectos que llevarán, tanto la compañía como al equipo, a ocupar una posición más competitiva para conseguir los objetivos y, como consecuencia, alcanzar el éxito.

 

Autora: Aida de Lucio – Ejecutiva de Cuentas